Copyright 2017 Manuel Tobarra Narro.
Si desea obtener alguna imagen o contenido, por favor, póngase en contacto a través de la página de contactar.
Mi dirección de correo electrónico es mtobarra@manueltobarra.com
logo

Revisión del Sistema de Balance de Blancos ClearWhite

Introducción

En este artículo voy a analizar el Sistema para calibrar el Balance de Blancos de nuestra cámara digital de la marca ClearWhite.

El sistema ha sido creado por Lynn Radeka, fotógrafo estadounidense nacido en Chicago, Illinois, en 1951. Sus paisajes, tanto en color como en blanco y negro son de una belleza sublime y están centradas principalmente en el paisaje y naturaleza. Si no has oído hablar de Lynn Radeka te aconsejo que visites su Web en http://www.radekaphotography.com donde encontrarás una excelente galería de fotografías en color y una impresionante galería en blanco y negro. También podrás encontrar información de este autor en la Web “Cada día un fotógrafo” donde encontrarás información de su bibliografía, libros y referencias.

El sistema ClearWhite está formado principalmente por un filtro neutro translúcido y una tarjeta gris. Me centrará principalmente en el filtro y verás cómo conseguir un balance de blancos preciso de una forma fácil y rápida. En la siguiente imágen se ve el sistema completo aunque, como he indicado, en este artículo no he analizado la carta gris que, por otra parte, resulta un elemento muy útil a la hora de determinar el balance de blancos durante el revelado digital.

Sistema ClearWhite con filtro, estuche y carta gris

En este artículo, aunque voy a explicarlo de la forma más fácil que pueda, entiendo que está orientado a personas con un conocimiento medio de la técnica fotográfica digital. Parto de la idea que conoces cómo medir en manual, configurar el diafragma, velocidad e ISO, y conoces cómo modificar diferentes parámetros y configuración de tu cámara.

Balance de Blancos

Uno de los parámetros más importantes a la hora de configurar nuestra cámara fotográfica digital es el Balance de Blancos. Si logramos seleccionar el más adecuado en cada caso lograremos que los colores de las fotografías sean fiel reflejo de los del mundo real, si es que es nuestro propósito el mostrarlos así.

La Wikipedia define el balance de blancos así: “En fotografía y procesado de imágenes electrónicas, el “balance de blancos”, “equilibrio de color” o “equilibrio de blancos” es un ajuste realizado por software que consigue una reproducción de color correcta sin mostrar dominantes de color, que son especialmente notables en los tonos neutros (el blanco y los distintos tonos de gris), con independencia del tipo de luz que ilumina la escena. Se puede realizar de forma continua, automática o manual.”

No voy a extenderme mucho en la explicación dado que puedes encontrar mucha información al respecto a poco que busques. Recordad que el Balance de Blancos está directamente relacionado con la Temperatura de Color que se mide en Kelvin (K) y depende de la fuente de luz que en cada caso ilumine nuestro sujeto.

Resulta indudable que cuanto más acertada sea nuestra configuración del Balance de Blancos mejor vamos reflejar la realidad de los colores en nuestras fotografías.

Configuración de Balance de Blancos en la cámara digital

Generalmente, todas las cámaras fotográficas digitales permiten seleccionar un balance de blancos para luz del sol directa (5.200 K), Incandescente o tungsteno (3.000 K), Fluorescente (2.700 K), Flash (5.400 K), Nublado (6.000 K), Sombra (8.000 K).

La mayoría de cámaras réflex permiten además configurar el balance de blancos en modo Automático o asignar directamente el parámetro de la temperatura de color en Kelvin.

Si no queremos complicarnos mucho, podemos configurar la cámara para que establezca el balance de blancos automáticamente aplicando un algoritmo que tiene en cuenta diferentes parámetros de luz principalmente. Es decir, dejamos que la cámara elija qué temperatura de color será la que asigne a cada foto. Personalmente creo que es una elección adecuada en muchos casos.

Si los archivos que estamos generando son de tipo RAW (NEF para Nikon, CR2 para Canon, RAF para Fuji, etc.), no hay ningún problema a la hora de modificar posteriormente la temperatura de color durante el procesado digital de la imagen a través de programas de Revelado Digital como Adobe Lightroom, Adobe Camera RAW, DPP de Canon o Capture ND-X de Nikon.

Pero si lo que queremos es evitar tocar posteriormente al parámetro de la temperatura de color durante el revelado digital, lo mejor es seleccionar de la forma más precisa este temperatura de color durante la toma de la fotografía habiendo configurado nuestra cámara digital de la mejor forma posible.

El sistema ClearWhite

El sistema ClearWhite te va a permitir configurar el balance de blancos de tu cámara digital de una manera muy precisa. Personalmente no he utilizado ningún sistema tan fácil y preciso para hacerlo.

El sistema está compuesto por los siguientes elementos:

  1. Filtro translúcido de color blanco completamente neutro
  2. Funda de neopreno
  3. Tarjeta gris neutro con funda de plástico
  4. Completo manual de instrucciones de 24 páginas

En este artículo me voy a central en el uso del filtro. En otra ocasión os explicaré cómo utilizar la tarjeta gris.

Establecer el balance de blancos personalizado

Básicamente consiste en hacer una foto a través de un filtro blanco neutro translúcido siguiendo un proceso sencillo.

Lo único que tendrás que tener claro es cómo poner tu cámara en “modo balance de blancos personalizado”. Cada cámara, a través de los menús correspondientes, permite establecer un balance de blancos personalizado mediante un preajuste manual.

Te voy a explicar cómo lo hago en mi Nikon D810. Según qué cámara y marca tengas, podrá variar el “llegar” al menú que te permite hacer la foto que servirá de referencia para ese balance de blancos. Pero ten en cuenta que este balance de blancos sólo te servirá para las fotos que hagas con las mismas condiciones de iluminación que tengas a la hora de hacer la foto de referencia:

  1. Pon la cámara en modo manual.
  2. Mide a través del filtro ClearWhite, es decir, tienes que poner el filtro delante del objetivo, apuntando hacia la fuente de luz principal que deseas configurar.
  3. Una vez que hayas medido la luz (configuración de ISO, Diafragma y Velocidad), incrementa en 1 paso (por ejemplo, duplica el ISO).
  4. Pulsa el botón WB de la cámara y mediante el dial de control principal hasta que PRE sea visualizado en el panel de control.
  5. Con el botón WB pulsado, gira el dial secundario hasta que el preajuste de blancos sea el deseado (d-1 a d-6). Es decir, podrás tener 6 ajustes personalizados diferentes. Por ejemplo, supongamos que hemos seleccionado d-1.
  6. Ahora ya puedes dejar de pulsar el botón WB brevemente.
  7. De nuevo pulsa el botón WB y mantenlo pulsado hasta que el icono PRE del panel de control empiece a parpadear. Tienes hasta seis segundos para hacer la foto a través del filtro Clearwhite.
  8. Ahora pon el filtro ClearWhite delante de tu objetivo. No necesitas enfocar aunque puedes desenfocar si lo prefieres.
  9. Pulsa el botón disparador para que la cámara tome una foto de referencia que le servirá para medir el balance de blancos. Esta foto no se guardará en la tarjeta sino que será utilizada internamente por la cámara para la configuración.
  10. Si todo se ha hecho bien, la cámara mostrara “Good” parpadeando en el panel de control.

Así tendrás un balance de blancos personalizado especial para esas condiciones de luz.

Realmente donde más utilidad se le puede sacar el sistema ClearWhite es en condiciones de luz difíciles donde y en las que el Balance de Blancos Automático de la cámara no funciona como quisiéramos.

En el siguiente vídeo verás cómo de fácil es utilizar el sistema:

Pruebas realizadas

Materiales utilizados para la revisión

Seguidamente voy a indicar los principales elementos que se han utilizado en la revisión.

Proceso seguido

Una vez que ya te he hablado un poco del sistema, cómo configurar la cámara para utilizarlo, paso a explicar el sencillo análisis que he hecho y lo sorprendentemente útil que resulta para conseguir una fidelidad de color perfecta para tus fotos.

Básicamente lo que he hecho es tomar varias fotos de un sencillo bodegón con varios elementos configurando la cámara con un balance de blancos diferente para comparar los resultados de color.

Posteriormente he revelado digitalmente los archivos, que son todos en formato NEF (el RAW de Nikon), sin modificar (salvo en uno de los casos) el balance de blancos durante el procesado.

El proceso seguido ha sido:

  1. He configurado el balance de blancos personalizado d-1: una foto de referencia a la lámpara doméstica del techo mediante el procedimiento que ya te he indicado en el apartado anterior utilizando el filtro ClearWhite.
  2. He hecho cuatro fotos configurando respectivamente el balance de blancos de la forma siguiente:
    1. Foto 1: Balance de blancos personalizado d-1
    2. Foto 2: Balance de blancos Auto
    3. Foto 3: Balance de blancos Incandescente (3.000 K)
    4. Foto 4: Balance de blancos Luz del sol directa (5.200 K)
  3. Una vez hechas las fotos, las he revelado digitalmente sin tocar en ningún caso el balance de blancos durante el procesado.
  4. He duplicado la última foto y he corregido el balance de blancos con el cuenta gotas haciendo clic en el cuadro gris de la tarjeta de colores. Así he obtenido la foto 5.

Foto 1

Es la foto que he hecho con el balance de blancos personalizado d-1. El programa de revelado digital muestra que la temperatura de color ha sido de 2165 K y Tint -3,1

Foto 2

Es la foto que he hecho con el balance de blancos Automático. El programa de revelado digital muestra que la temperatura de color ha sido de 2905 K y Tint 2.6

Foto 3

Es la foto que he hecho con el balance de blancos luz Incandescente. El programa de revelado digital muestra que la temperatura de color ha sido de 3000 K y Tint 0

Foto 4

Es la foto que he hecho con el balance de blancos para luz del sol directa. El programa de revelado digital muestra que la temperatura de color ha sido de 5211 K y Tint 0,1

Foto 5

Es la foto que he hecho con el balance de blancos para luz del sol directa. Es la misma que la anterior pero durante el revelando he seleccionado con el cuenta gotas el cuadro de gris neutro de la carta de colores Colorchecker Passport. El programa de revelado digital muestra que la temperatura de color ha sido de 2363 y Tint -1,4

Conclusión

Resulta claro que las fotos con el color más cercano al real ha sido las número 1 y 5. La foto con el balance de blancos en modo Automático podría haber sido una alternativa pero vemos que nos hubiesemos equivocado dado que la interpretación automática de la cámara ha tendido a obtener una foto algo más cálidad de lo deseable.

Dado que la lámpara que iluminaba el bodegón era de tipo doméstico resulta difícil conocer exactamente la temperatura de color de su luz. Cabría suponer que es de tipo incandescente pero vemos que la configuración Incandescente tampoco era la mejor de todas. La foto 4 se hizo simplemente para comprobar de forma visual clara que la luz era muy cálida.

Finalmente para la foto 5 podríamos haber utilizado cualquiera de los archivos obtenidos dado que hemos modificado intencionadamente la temperatura de color de la imágen durante el procesado digital. Evidentemente, estamos en unas condiciones controladas y no siempre podremos tener a mano una carta de colores y, además, este proceso incremente un poco el tiempo que dedicamos al procesado digital.

Personalmente la imagen de la foto 1 es la que obtiene el color más fiel a la realidad y ha sido mediante un proceso fácil y rápido.

Decir por último que el filtro ClearWhite está muy bien fabricado, con unos materiales y acabado de primera. Poder llevarlo en su estuche de neopreno no cuesta nada porque ocupa muy poco sitio y pesa realmente poco. Además, dado que está fabricado con un material ligero y semirrígido, supongo que aguanta el uso diario y no creo que se rompa fácilmente.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *